martes, agosto 22, 2006

Piu avanti - Almafuerte

No te des por vencido,
 ni aún vencido, 
 no te sientas esclavo,
 ni aún esclavo; 
 trémulo de pavor, piénsate bravo
 y arremete feroz, ya mal herido.
Ten el tesón del clavo enmohecido,
que ya viejo y ruin vuelve a ser clavo; 
 no la cobarde intrepidez del pavo 
 que amaina su plumaje al primer ruido.
Procede como Dios, que nunca llora, 
 o como Lucifer, que nunca reza, 
 o como el robledal cuya grandeza 
 necesita del agua y no la implora ..... 
 ¡ Que muerda y vocifere vengadora, 
 ya rodando en el polvo tu cabeza!

3 comentarios:

Migue dijo...

¡Hola vecino! Cuándo leo estas maravillas, sueño en que algún día, pueda escribir algo medianamente grande. Una obra maestra.
Saludos...

Anónimo dijo...

me gusta mucho este escritor.. esa poesia la conoci cuando tenia 9 años es herosa...

Monica dijo...

ES UNA POESIA MUY SIGNIFICATIVA Y MARAVILLOSA REFLEJA LO QUE DEBEMOS HACER CUANDO NOS SENTIMOS SIN FUERZAS POR LOS ACONTECIMIENTOS PROPIOS DE LA VIDA COTIDIANA, NOS DA UN ALICIENTE QUE AÚN SE PUEDE...
CARIÑOS
MONICA